www.albacetediario.es

Los vecinos de las aldeas evacuadas por el incendio de Yeste (Albacete) han podido volver a sus casas.

Por Domingo Martínez
x
albacetediariogmailcom/14/14/20
martes 01 de agosto de 2017, 23:19h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Ampliar
Los vecinos de las aldeas evacuadas por el incendio de Yeste (Albacete) han podido volver a sus casas, donde tras seis días de angustia, les ha inundado la felicidad al ver que sus hogares seguían en pie y sus animales, vivos.

Lo primero que ha hecho una de las vecinas de Los Collados, pedanía de Molinicos, ha sido "comprobar que sus gallinas estaban bien y se ha llevado una sorpresa al ver que habían nacido unos pollos". Pero tenían hambre y ha sido un bombero de la Diputación de Albacete el que se ha echado el saco al hombro para llevarles pienso.

Este momento lo ha captado el teniente de alcalde de Molinicos, Javier Gosálbez, que lo ha subido a su cuenta de Twitter junto a otra emotiva instantánea, que recoge la alegría de un vecino que seis días después del fuego se ha reencontrado con su pequeño perro.Este vecino, Alfredo, que como el resto salió a toda prisa por la amenaza de las llamas, tuvo tiempo para dejarle comida y agua en la cochera de su vivienda -según ha explicado a Gosálbez-, pero hubo otros que decidieron dejar sueltos a los perros.

De ellos se han encargado los bomberos y la Policía Local de Molinicos, que, en la medida de lo posible, les han proporcionado comida y cubos con agua, al igual que del ganado suelto en el monte.

Todas las casas de la pedanía de Los Collados siguen en pie, pero hay huellas del fuego y, aunque parece que no hay peligro de que lleguen las llamas, es notable el humo.

No obstante, aún hay flores en los maceteros de las viviendas, como muestra otra instantánea del teniente de alcalde en la que una voluntaria de Cruz Roja Albacete riega las plantas a los vecinos que recogen sus pertenencias.

"La gente se fue de sus casas básicamente con lo que llevaba puesto, pensaban que iban a volver enseguida, pero la cosa se ha alargado mucho", explica Gosálbez e incide en que estos vecinos, la gran mayoría mayores, llevan varios días con la misma ropa, mientras que otros no pudieron coger sus medicinas.

También relata la alegría que se han llevado al ver que las llamas no habían alcanzado sus hogares ni sus cultivos.

"A la gente le ha cambiado la cara, subían llorando imaginándose otro panorama. Hay mucho quemado, pero hay zonas que verdean", apunta el concejal de Molinicos, quien explica que han subido en coche hasta las aldeas de Los Collados y Torre-Pedro.

Tras una breve estancia, han vuelto a bajar a Molinicos, donde estos vecinos, que al principio durmieron en camas habilitadas por la Cruz Roja, ahora se encuentran alojados en casas rurales y de otros particulares que les han acogido. Desde el inicio del incendio el pasado jueves, el número de evacuados de pedanías y aldeas es de 445.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar


+

0 comentarios