www.albacetediario.es

Emiliano García Page en el Comité Federal: "El PSOE no debe admitir "lecciones de democracia interna" ni de fuera, ni de dentro del partido.

sábado 14 de enero de 2017, 22:34h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

Ampliar

El Comité Federal del PSOE aprueba el calendario de primarias en mayo, y el Congreso los días 17 y 18 de junio.

El Comité Federal del PSOE ha aprobado este sábado, con sólo cinco votos en contra, el calendario de primarias y Congreso que había propuesto la Comisión Gestora que preside Javier Fernández. Los socialistas elegirán por primarias a su próximo Secretario General en el próximo mes de mayo -la fecha aún no se ha concretado- y celebrarán su 39 Congreso Federal los días 17 y 18 de junio.

El secretario general del PSOE y presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, este sábado durante su intervención en el Comité Federal del partidoEl secretario general del PSOE y presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha defendido este sábado la celebración de un congreso del partido "de profundidad y en el que se tengan alineadas las ideas, la organización y el liderazgo". Con estos condicionantes, García-Page ha augurado que su partido "saldrá reforzado, recuperará su espacio y reafirmará la socialdemocracia".

A la entrada de la reunión del Comité Federal celebrado este sábado en la sede de los socialistas en la madrileña calle de Ferraz, el líder del PSOE castellano-manchego ha asegurado que el Congreso del paritdo, que como ha aclarado tiene dos vueltas por un lado la elección del secretario general, en mayo, y después la resolución de ponencias, en junio, "tiene que servir para recuperar la credibilidad" y eso se alcanzará "si se hace con cabeza y con corazón". García-Page se ha comprometido a trabajar "para que haya un proceso sincero de debate interno, de autoafirmación" porque ha insistido "hoy todos los partidos a nuestra izquierda y a nuestra derecha quieren ser socialdemócratas y esa es la esencia de nuestras siglas y nuestro ideario".

El máximo responsable del PSOE en Castilla-La Mancha ha hecho hincapié en "el papel fundamental que va a tener el PSOE durante esta legislatura" frente a lo que han hecho otros de "autoexcluirse ante la toma de decisiones y de responsabilidades y otros están pensando si abandonan o no la gobernación". Ante este escenario, el también presidente de Castilla-La Mancha ha aconsejando "afrontar este debate con serenidad, sensatez, tranquilidad, seguridad en sí mismo, confrontando ideas y liderazgos y decidiendo libre y democráticamente los militantes".

LA ELECCIÓN DEL MÁXIMO RESPONSABLE DEL PSOE.- A preguntas de los medios de comunicación ante posibles nombres para alcanzar la secretaria general de su partido, García-Page se ha mostrado partidario de "primero hacer un diagnóstico de la situación del partido y hacerlo pensando en los ciudadanos y después todo lo demás". Ante este pregunta, ha insistido "lo más saludable para el PSOE es que vayamos a un modelo convergente, porque no hay diferencias insalvables entre las distintas posturas, tenemos las ideas claras y tenemos voluntad de cambiar para ir avanzando de la mano de la sociedad española". Y en ese debate, el presidente de Castilla-La Mancha ha reconocido "también hay que hablar sin complejos y sin traumas de liderazgo porque yo quiero que el PSOE tenga a los mejores para volver a ganar las elecciones, nuestro rival es el PP", ha concluido.

SE SOLIDARIZA CON LA COMISIÓN GESTORA.-Por otra parte, el Presidente de Castilla-La Mancha se ha solidarizado con la Gestora del PSOE y con su presidente, Javier Fernández, y ha restado importancia a que el Congreso del partido se celebre finalmente el mes de junio, dos meses después de lo que reclamaban los críticos. En su intervención a puerta cerrada ante el Comité Federal, García-Page ha remarcado que el hecho de que el Congreso vaya a ser un mes antes o un mes después no tiene nada que ver con un supuesto interés de la Gestora por aferrarse al cargo que, en realidad, es una "carga".

El secretario general del PSOE y presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, este sábado en la reunión del Comité Federal del partidoCINCO VOTOS EN CONTRA.-Han sido finalmente cinco miembros del Comité los que se han mostrado en contra del calendario de mayo y junio, por lo que éste ha sido aprobado. Una reunión de este órgano prevista para abril hará la convocatoria oficial de primarias y Congreso. A pesar de esta discrepancia de algunos miembros del Comité Federal sobre las fechas para elegir a la nueva dirección, la reunión de este sábado ha transcurrido en un tono conciliador y más tranquilo que las últimas citas del pasado mes de octubre, en los broncos debates que acabaron con la dimisión de Pedro Sánchez y la creación de la Gestora. Así lo han manifestado algunos miembros del Comité Federal a su salida de la reunión, que ha durado unas cuatro horas, como el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien se ha alegrado del "buen tono" mostrado por sus compañeros. El presidente valenciano, Ximo Puig, ha valorado que haya sido un "debate en profundidad" que se ha alejado del "simplismo" del cambio de liderazgo. Por eso, ha pedido "eliminar el hooliganismo de la política e introducir elementos de racionalidad".

MOMENTO DIFÍCIL.-El calendario aprobado este sábado está incluido en una resolución política en la que el PSOE reconoce que los próximos meses son "muy importantes" para el partido porque se va a "renovar" el proyecto político y se va a elegir a la nueva dirección "responsable de llevarlo adelante". "Somos conscientes de estar en un momento difícil: hemos sido derrotados dos veces en las elecciones generales, la socialdemocracia pierde fuerza, el proyecto europeísta está amenazado por la emergencia de los nacionalismos y de los populismos, a la vez que se extiende la incertidumbre en el mundo, especialmente tras las últimas elecciones en Estados Unidos", explica el PSOE.

El presidente de la Comisión Gestora del PSOE, Javier Fernández, este sábado durante su intervención en el Comité Federal del partidoUNA ETAPA NUEVA.- El PSOE se compromete a seguir haciendo "oposición útil durante el periodo de sesiones que ahora comienza" en el Parlamento, tratando de aplicar el programa electoral con el que el partido se presentó a las elecciones generales. "El desbloqueo de la legislatura ha abierto una etapa nueva para los socialistas. Estamos resueltos a ganar de nuevo la confianza de la mayoría social con la iniciativa política y con una acción eficaz al servicio de nuestras ideas y del interés de la sociedad. La situación política nos permite ser una fuerza decisiva y lo seremos por el bien de España, los españoles y las españolas", añade la resolución.

"SI HACEMOS OPOSICIÓN UNIDOS, GOBERNAREMOS UNIDOS".-Por otra parte, el presidente de la Gestora del PSOE, Javier Fernández, ha defendido este sábado que los meses que transcurran hasta el 39 Congreso del partido son necesarios para hacer una "reflexión" sobre el proyecto socialista y ha apelado a la "lealtad" de todos sus compañeros: "Si hacemos oposición unidos, gobernaremos unidos". Fernández ha abierto así la reunión del Comité Federal del PSOE que pondrá fecha al próximo cónclave en el que los socialistas elegirán a su nueva dirección, con una intervención en la que no ha escatimado adjetivos para definir la "dura y áspera pugna política" que ha vivido y vive el partido. El también presidente de Asturias ha lamentado que los ciudadanos se alejan del PSOE por el "ombliguismo" del PSOE, con "preocupación y enfado", y ha subrayado que lo quieren es que intenten "de verdad, no de manera impostada, sanar esa herida" que han creado "en la conciencia colectiva del partido". Por eso, se ha dirigido a los futuros candidatos al 39 Congreso, que se medirán en primarias en mayo, para pedirles "respeto entre ellos, a los procedimientos y al partido".

HAY QUE "ACEPTAR" LAS DECISIONES QUE SE TOMAN.- Fernández ha insistido en la lealtad, primero al partido, lo que supone "aceptar las decisiones que toman sus órganos de representación" de manera "democrática". Así, ha vuelto a defender la abstención ante el PP pensando en el interés del país y ha recalcado que cuando las "lealtades" ante las que se debe el PSOE --el partido, los votantes y el país-- "entran en conflicto", siempre hay que poner "al país por encima de lo demás".

El presidente de la Gestora ha vuelto a defender que la abstención era "la menos mala" de las soluciones y ha lamentado que "no todo el mundo" le reconoció "el derecho a ser escuchado y la libertad a expresar" su posición. "Hubo quien construyó una atmósfera de intimidación, de un antagonismo ritualizado primario, agresivo, sobre todo en las redes sociales", ha denunciado, si bien ha subrayado que su ánimo no es el de la queja.



De esta manera, Fernández ha sido muy duro contra quienes se han presentado como los "guardianes de las esencias" esta crisis, presumiendo "pureza ideológica". Pero además, en lo que se puede entender también como una crítica al anterior secretario general, Pedro Sánchez, y sus defensores, ha subrayado que él no está seguro de "tener siempre la razón" ni cree que "representa a la totalidad ni tiene el monopolio de las buenas intenciones" ni se adjudica la exclusiva representación de "la parte sana del partido".

Tampoco ha ahorrado autocrítica al señalar que después de las elecciones del 26 de junio todos los dirigentes sabían "lo que había que hacer", es decir, dejar gobernar el PP, pero no cómo "ganar el congreso" después de tomar esa decisión. A partir de aquí, se ha mostrado convencido de que el PSOE puede recuperar su fuerza, porque es "el único" partido que hoy tiene "un planteamiento alternativo a la derecha liberal, el nacionalismo identitario y el populismo".

Y ha defendido que puede hacerlo desde la oposición, un lugar donde "no hay victorias que celebrar, ni cargos que repartir", sino "trabajo, esfuerzo y tesón". "Pero yo os digo que si la hacemos unidos, si hoy hacemos oposición unidos, mañana gobernaremos unidos", ha afirmado. El discurso de Fernández, que ha hablado sin papeles en el atril, ha sido seguido con mucha atención. Algunos miembros de Comité Federal tomaban notas de su intervención, que ha sido aplaudida en varias ocasiones, aunque no por todos. En las primeras filas se ha podido ver con gesto serio a la presidenta de Baleares, Francina Armengol, y las líderes del PSOE en Madrid, Sara Hernández, y Euskadi, Idoia Mendia, tres de las dirigentes que defienden que el Congreso debe ser en abril.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albacete Diario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.