Manuel Serrano, el “sectario” alcalde de Albacete

0
765

OPINIÓN./D.M./. Que Manuel Serrano “no tiene ni talla, ni categoría política”       –aunque lleve toda su vida en ella– es más que evidente. Que la alcaldía de Albacete le viene muy grande, es evidente. Que su “verdadero papel político” -el que ha hecho siempre- es el de “manejar, manipular, favorecer a sus amigos y militantes de su partido, e incluso perjudicar a los de su partido si le discutían o discuten sus decisiones”. Hay muchos casos, muchos, desde que llegó al Ayuntamiento de Albacete, primero muchos años como concejal –siendo el “otro alcalde”– y ahora como “verdadero alcalde”“Perjudica y favorece según su criterio”. Es por lo tanto, “un sectario”. Si, “sectario” que según el diccionario es: “El que practica el  sectarismo, la intolerancia, discriminación u odio que surgen de dar importancia a las diferencias percibidas entre diferentes grupos sociales, políticos o religiosos, o entre las subdivisiones dentro de un grupo, como las diferentes manifestaciones de una misma religión o las facciones de un movimiento político“.

Dice que se manifestará para reivindicar la autovía a Jaén, si esta -la manifestación- termina en la Delegación de la Junta para reivindicar la autovía a Cuenca, que es competencia del gobierno regional. Osea, que como la autovía a Linares-Jaen, es competencia del gobierno de Rajoy, del PP, de su partido, esa no merece su presencia en la reivindicación. Manuel Serrano“hace chantaje”, y viene a decir que “si el PSOE reclama a la Junta, yo reclamo al Gobierno”. Esa es la altura de miras del “sectario” alcalde de Albacete. Poco le importan los vecinos de Albacete, solo el “chantaje político”. Cuando lo suyo es que reivindique, solicite y pida que los dos gobiernos mejoren las insfraestructuras, pero sin “chantaje”. Debería hacerlo dialogando, pero le ha salido“el ramalazo político que lleva dentro y que trata de contener en muchas ocasiones”- pero se ha vuelto a retratar con el “yo, me, mi, conmigo y mi partido” y lo demás no importa.

“Serrano II”, como le llaman en su partido, el PP, no dá la talla. Y le dicen lo de “Serrano II”, no solo porque ha sido el concejal taurino del Ayuntamiento en los últimos años, sino porque en su partido hay otro Serrano, que tiene el título de “Serrano I”. Es Antonio Serrano, alcalde de las Peñas, Diputado, Senador y algún cargo más. Pero es“hombre de confianza de Cospedal” -si es que la ministra confía en alguien- y que “manda más que el alcalde”. De ahí que en meses pasados, cuando era alcalde, Javier Cuenca, decían que “tenemos tres alcaldes”. “Serrano I” que manda y ordena”, “Serrano II que transmite y ejecuta”, y “Javier Cuenca que obedece y calla”. Hasta que “se cansó de obedecer y que no le dieran el puesto que él esperaba en Madrid” y decidió “su retiro de la política”.

Si hay que confiar en “Serrano II” para “defender Albacete” y por medio está el gobierno de Rajoy“no lo esperen”. No estará. Solo estará “contra Page”, y este “ya tiene bastante ahora con los polémicas primarias de su partido, el PSOE”.

Dejar respuesta


*