www.albacetediario.es

presupuesto 2021

La portavoz del Grupo Socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, Ana Isabel Abengózar, ha valorado este martes que el Grupo Parlamentario Popular esté "de acuerdo" con el 96 por ciento del Proyecto de Ley de Presupuestos de la región para el año próximo, al enmendar únicamente el 4 por ciento del mismo, lo que resalta, a su juicio, las contradicciones del principal partido de la oposición.

El concejal popular, Alberto Reina, ha lamentado que no haya salido adelante la moción presentada por el Grupo Popular en la que se solicita al Equipo de Gobierno que cumpla con su compromiso de convertir en 2021 a Albacete en la capital de provincia con el tipo impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) más bajo de toda España, al considerar que los compromisos están para cumplirse, sobre todo si afectan al bolsillo de los albaceteños.

El Gobierno regional ha trasladado las principales líneas del proyecto de Ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para el ejercicio 2021 a representantes de los grupos parlamentarios Socialista y Popular, en un encuentro enmarcado en el espacio de diálogo que en materia presupuestaria el presidente Emiliano García-Page se comprometió a mantener con todos los grupos políticos con representación en las Cortes regionales.
  • 1

El Ayuntamiento de Albacete ya está preparando y organizando los presupuestos para el próximo año 2021, que rondarán una cifra similar a la de las cuentas vigentes en torno a los 150 millones de euros y que serán una "gran prueba de fuego" para conseguir una gestión "todavía mucho mejor".

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha ha publicado la Orden de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, sobre las normas deelaboración del presupuesto de 2021, que se llevarán a cabo priorizando políticas de gasto dirigidas, por un lado, a dar cobertura presupuestaria a las necesidades derivadas de la pandemia, esencialmente en los servicios públicos fundamentales y, por otro, a minimizar el impacto social de la crisis sanitaria y facilitar, mediante el adecuado soporte al tejido productivo, que la actividad económica se recupere tan pronto como la situación sanitaria se normalice.