www.albacetediario.es
Emiliano García-Page transmite su pésame a las familias y se disculpa ante los ciudadanos en las Cortes
Ampliar

Emiliano García-Page transmite su pésame a las familias y se disculpa ante los ciudadanos en las Cortes

sábado 02 de mayo de 2020, 16:00h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha transmitido su pésame, personal y como presidente, a las familias de los fallecidos por COVID-19 y se ha disculpado ante los ciudadanos, ya que tienen el derecho de que el sistema pública "les transmita y les adelante seguridad".

En su intervención en el pleno de las Cortes regionales de este sábado, el primero que se celebra en el parlamento desde que se declaró la pandemia, ha hecho llegar su pésame a los fallecidos, a sus familiares y a toda la gente que todavía está enferma, "muchos menos que hace unas semanas, pero siempre bastantes, siempre muchos".

De manera particular, ha querido dar el pésame a las familias de los profesionales de la sanidad y de otras áreas de primera línea que han fallecido en el servicio público.

En segundo lugar, ha querido hacer llegar sus disculpas como presidente en nombre de la administración, porque los ciudadanos tienen derecho a que "el conjunto del sistema público les transmita y les adelante la seguridad" y aunque ha subrayado "el esfuerzo" que se está haciendo.

Asimismo, ha agradecido su labor a todo el personal sanitario, fuerzas armadas y fuerzas de seguridad, docentes, alumnos y pacientes de otras enfermedades, que han visto pospuesto sus tratamientos por la pandemia, así como a todos los trabajadores en general y a toda la ciudadanía.

García-Page ha asumido "en primera persona" toda la responsabilidad que le compete a la comunidad autónoma en la gestión de la crisis del coronavirus, no solo en lo que respecta al Gobierno regional sino a toda la sociedad en este "momento histórico".

Ha dicho sentirse "muy solidario" con los presidentes autonómicos y consejeros de Sanidad y con todos los que han llevado la dirección en cada uno de los territorios en el marco de la pandemia del coronavirus.

"Todos tienen críticas, pero se están dejando la piel", ha recalcado el jefe del Ejecutivo regional, que ha trasladado el pésame a todas las familias y amigos de las personas fallecidas por COVID-19 desde el inicio de la crisis sanitaria.

García-Page ha expresado que cree que dicha crisis "la vamos a superar, España, la sociedad y el planeta", aunque tengan que convivir el resto de su vida no solo con la huella de la pandemia sino con "el miedo que nos ha inoculado".

No obstante, ha manifestado: "No nos engañemos, la sociedad tiene que recuperar la normalidad" pese a que esta situación "pasará factura en el ámbito personal y físico", aunque también "nos llena de una enorme capacidad como personas", ha apostillado.

En este punto, se ha preguntado "¿qué compensa moralmente todo eso?" y ha apuntado que "sin duda" la cifra de personas salvadas y recuperados, millones de personas en el mundo que han podido ser tratadas y han salido adelante.

Además, ha indicado que "compensa todos los días ver la unidad y fraternidad de la sociedad española", una "corriente de unidad nacional como pueblo" que ha pedido que no se olvide en un futuro "cuando empecemos otra vez a hacer debates secundarios, estériles y absurdos en la vida política".

También las cifras "infinitamente más esperanzadoras que hace dos semanas o veinte días", ha señalado, hacen tener cierta esperanza para salir de la crisis de este "virus asesino", pero ha advertido de que "el dolor y el miedo" continuarán por más tiempo, "al menos hasta que tengamos la solución científica".

EL "GRAN FOCO DE PENETRACIÓN" DEL VIRUS

Además, el presidente de Castilla-La Mancha ha afirmado este sábado que "el inmensamente gran foco de penetración" del COVID-19 en la región ha sido la Comunidad de Madrid y ha informado de que, si bien en marzo de 2019, el Sescam distribuyó 15.000 recetas a ciudadanos de Madrid, en marzo de 2020 han sido 160.000 recetas.

En su intervención en el pleno de las Cortes, García-Page ha analizado la evolución de la pandemia en Castilla-La Mancha desde el 9 de marzo, cuando la Comunidad de Madrid comunicó el cierre de colegios a pesar de que el "Ministerio de Sanidad estaba diciendo a las autonomías que consideraba peligrosísimo que los niños salieran de los colegios si no había confinamiento".

"A partir de entonces, pasamos de ser una comunidad que estaba con muy poquitos casos a encabezar la lista de multiplicación del virus", ha lamentado García-Page, que ha indicado que, desde el 11 de marzo, que se adopta formalmente el cierre de colegios en la Comunidad de Madrid, hasta el 19, se pasó en la región de 41 casos a 5.637.

Para García-Page, "los datos son escalofriantes, no tienen matiz ideológico".

Además, ha indicado que el otro foco de contagio se produjo en la zona de la Mancha, cuando una familia que se dedica a la venta ambulante se desplazó a un entierro a Haro (La Rioja) y ha apuntado que "el cálculo de posibles contagios fue geométrico".

"Según días y pasaron las semanas, el cálculo pueden pasar de medio millón, con mucha gente asintómatica. En una primera línea entre 30.000 y 50.000 contagios directos", ha indicado el presidente autonómico.

PETICIÓN AL GOBIERNO "A FAVOR DE LOS HOSTELEROS"

En otro orden, el presidente de Castilla-La Mancha ha anunciado que en la reunión de este domingo con el presidente del Ejecutivo central, Pedro Sánchez, planteará que a lo largo de los próximos días se mantengan “reuniones minuciosas” para “revisar y acomodar mejor” el plan desescalada aprobado por el Gobierno nacional para que haya “un movimiento a favor de los hosteleros”.

“Si el Gobierno de España no quiere cambiarlo, cumpliremos a pies juntillas lo que nos dicen, pero vamos a intentar que haya un movimiento a favor de los hosteleros de Castilla-La Mancha y, con ello, de toda España, para que se cambien algunos conceptos en la gestión de la desescalada”, ha asegurado el presidente regional.

En este sentido, ha recordado que algo similar se ha hecho con los profesionales sanitarios al exigir que tuvieran PCR en el proceso de reincorporación a su trabajo tras haber estado en sus domicilios por posible contagio.

“Esto durante bastante tiempo solo se aplicó en Castilla-La Mancha. En las demás autonomías aplicaban el protocolo del Ministerio, que no lo exigía”, ha remarcado García-Page.

Y ha añadido: “Vamos a plantear una revisión moderada, pactada, un ajuste del plan de desescalada, porque creemos que desde la cercanía, quizá vemos con más claridad muchos problemas y algunas soluciones”.

152 MILLONES DE GASTO EN LA GESTIÓN DEL COVID-19

Por otra parte, el presidente de Castilla-La Mancha ha detallado que el Gobierno regional lleva gastados ya 152 millones de euros en la gestión de la crisis del coronavirus.

Durante su comparecencia, García-Page, ha recordado que una de las primeras medidas adoptadas por el Ejecutivo regional en su primer Consejo de Gobierno desde el inicio del estado de alarma ha sido "no poner límite al coste" y desbloquear los créditos necesarios para "gastar lo que haya que gastar".

Ha aseverado que "la factura va a ser enorme" y que la autoridad sanitaria en la región lleva gastados ya 152 millones, pero que ésta será una pequeña parte de lo que supondrá al final sumando ayudas o planes de estímulo que el Gobierno autonómico llevará cabo.

El presidente regional ha lamentado que los 152 millones que se han gastado en la gestión de la crisis del COVID-19 equivalen casi a la suma de todas las indemnizaciones que tuvo que pagar el Gobierno que preside por la paralización de hospitales o indemnizaciones por sentencias relativas a la legislatura del PP, que ha ascendido a 154 millones.

Asimismo, ha detallado que del total de gasto que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha ha hecho hasta ahora, el 50 por ciento corresponde a material, el 33 por ciento a personal y el 15 % a tecnología.

Además, en cuanto a las primeras medidas adoptadas por el Gobierno regional ante la pandemia, García-Page se ha referido también a la constitución de un comité de coordinación -primera comunidad autónoma junto a Andalucía-, y un equipo urgente de compras y contratación.

En materia de personal, ha destacado que la región ha contratado a 4.336 profesionales nuevos bien para suplir bajas o bien para completar servicios, cuyos contratos pretende mantener el Ejecutivo autonómico más allá de la crisis; al tiempo que ha subrayado que los planes de contingencia de cada uno de los hospitales se han cumplido "al 100 %".

CAMAS DISPONIBLES EN TODOS LOS HOSPITALES

También durante su intervención, el presidente de Castilla-La Mancha ha asegurado que "en todos los hospitales de la región, incluso en los momentos más duros, ha habido camas disponibles" durante la crisis del coronavirus y ha aseverado: "Nunca ha dejado de atenderse a nadie por falta de medios".

García-Page ha aseverado que los espacios establecidos por el Ejecutivo autonómico para atender a los afectados por la pandemia del COVID-19, tanto en la primera línea de la Atención Primaria como en los hospitales, "han funcionado".

En este sentido, se ha mostrado "orgulloso" del esfuerzo del personal de Atención Primaria que ha atendido de forma directa y a través de llamadas telefónicas durante el estado de alarma un total de 172.000 gestiones.

Si no hubiera existido esta labor, ha opinado, "los hospitales hubieran reventado todos" y sin embargo ha afirmado que los centros hospitalarios han funcionado en red y que en todos ha habido camas disponibles en todo momento.

En concreto, se ha referido al hospital de Toledo y a las peticiones que se han sucedido para su apertura y, a este respecto, ha lamentado que ha habido quienes "se han dedicado a remover campañas demagógicas en la presa y redes sociales incluso con campañas organizadas" y ha reiterado que la mudanza desde el 'Virgen de la Salud' requiere de al menos cinco o seis meses.

Por el momento, ha indicado, que la fecha de apertura prevista para el nuevo hospital de Toledo tendrá que aplazarse porque la prioridad será recomponer los servicios actuales una vez superada la crisis del coronavirus.

Además, ha resaltado que todos los hospitales de la capital castellanomanchega han tenido camas a disposición del sistema y que incluso las 60 que hay en el Hospital 'Tres Culturas' no han tenido que llegar a usarse, así como un pabellón entero del Hospital nacional de Parapléjicos.

Con respecto al Hospital de Albacete, ha dicho que las camas dispuestas en la Facultad de Medicina tampoco han tenido que usarse y ha lamentado que se planteara la posibilidad de instalar tiendas de campaña porque "el problema no es de espacios o lonas porque los tenemos, sino que el problema es que necesitamos personal".

"REVISIÓN PROFUNDA" DE NORMAS EN RESIDENCIAS

De otro lado, el presidente de Castilla-la Mancha ha destacado la necesidad de llevar a cabo "una revisión muy profunda de toda la normativa que afecta a los centros residenciales, así como del sistema de conciertos".

García-Page ha explicado que el nivel de defunciones “normal” en las residencias de mayores es “tremendo” porque la media de edad de los usuarios supera los 85 años y la letalidad del virus pasa de los 75 y ha añadido que esta vulnerabilidad tiene que llevar a una “reflexión”, que pasa por “aplicar nuevas disposiciones”.

En este sentido, ha planteado “una revisión muy profunda” de toda la normativa que afecta a los centros residenciales, no solo de mayores, además de una revisión “a conciencia” del sistema de conciertos.

Ha señalado que durante el estado de alarma y con casos confirmados, hay centros que están planteando seguir incorporando a personas mayores con gran dependencia y que se está denegando.

Y ha destacado que ha habido “una línea de colaboración enorme”, también con residencias privadas, y que “la inmensa mayoría se ha portado con mucha decencia y honestidad”, a pesar de que “algún caso, posiblemente, pueda sonrojar” e, incluso, “incurrir en algún tipo de responsabilidad”.

En cualquier caso, se ha mostrado “orgulloso” del conjunto de trabajadores y de las directivas de los centros residenciales y ha asegurado haber sufrido “el dolor” de que las personas mayores hayan tenido que estar durante días confinadas.

Además, ha criticado la “manipulación” de vídeos por parte del PP, al que también ha afeado que “ni siquiera se ha esperado a que pase la pandemia para pedir la dimisión”, ya que la solicitó cuando solo había un fallecido y 50 contagios, “al primer minuto”.

“Podían haber esperado primero a acabar con el virus y luego intentar sacar tajada política”, ha dicho el presidente, quien ha agregado que "cuando todos estábamos con más sufrimiento, en el momento de cresta de la pandemia, ya estaban pidiendo una comisión de investigación al Gobierno regional".

Un comportamiento que, a su juicio, “tiene poco que ver con la educación política normal que reclaman los ciudadanos”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar


+

0 comentarios