www.albacetediario.es
El Colegio oficial de Ciencias Políticas y Sociología de Castilla-La Mancha presenta los datos de la encuesta realizada sobre los efectos sociales del Coronavirus en la población castellanomanchega
Ampliar

El Colegio oficial de Ciencias Políticas y Sociología de Castilla-La Mancha presenta los datos de la encuesta realizada sobre los efectos sociales del Coronavirus en la población castellanomanchega

lunes 11 de mayo de 2020, 11:00h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El cuestionario online lanzado por el Colegio Oficial de Ciencias Políticas y Sociología de CastillaLa Mancha entre el 1 y el 4 de mayo, con la pretensión de explorar cómo se ha sentido la población de Castilla-la Mancha durante el confinamiento, ha sido respondido por un total de 1.006 personas. Se ha trabajado a partir de un muestreo no probabilístico, por bola de nieve, a iniciativa propia, y de forma totalmente independiente.

Y, aun siendo conscientes de las limitaciones y sesgo que tiene esta encuesta, atribuibles principalmente al método de distribución elegido, nos mostramos satisfechos con los resultados obtenidos ya que, bajo el supuesto de muestreo probabilístico, en este caso, teniendo en cuenta que trabajamos con una población de más de 100.000 habitantes, y para un nivel de confianza del 95%, el margen de error muestral hubiera sido del 3,1% para esa muestra de 1.006 personas, y, por lo tanto estadísticamente muy adecuado.

El análisis del perfil sociodemográfico de las personas encuestadas muestra como han respondido mayoritariamente mujeres (62,1%). Tienen una edad comprendida entre los 18 y 81 años, siendo la media de edad de 43,7 años. El 45% vive en la provincia de Toledo, seguido de Ciudad Real (23,9%), Guadalajara (10,4%), Albacete (11,0%) y Cuenca (9,6%). La muestra mantiene la representación de población castellanomanchega según provincias, si bien algo infrarrepresentada en Albacete y Guadalajara y por encima, en el caso de Toledo. Ha habido representación de 160 municipios de la región, siendo la población de las localidades de entre

50.001 y 100.000 habitantes las que más han respondido el cuestionario (41,9%). La mayor parte de los encuestados tiene finalizados los estudios de Diplomatura, Licenciatura o Grado (39,6%). El 18,4% está pasando el confinamiento en pisos o casas sin balcón, terraza o patio. El 48,9% convive con tres o más personas. Y el 12,1% manifiesta que ella, su pareja, o ambos, han sido despedidos, en el mayor de los casos con despido temporal (ERTE). El 3,5% tiene alguna hija o hijo con discapacidad, y el 10,5% tiene alguna persona mayor a su cargo habitualmente.

Coronavirus. Salud Si bien el 60,8% mantiene no tener constancia de haberse contagiado del virus, el 11,0% ha convivido estas semanas con alguien que sí ha padecido la enfermedad y el 30,1% tiene algún familiar que padece o ha padecido la enfermedad, aunque no vivan juntos.

El 10,4% manifiesta que ha fallecido algún familiar por Coronavirus, y el 8,9% que ha perdido algún familiar durante estos días, pero de otra enfermedad, no de Coronavirus. El fallecimiento de algún familiar sea o no por Coronavirus, está dejando secuelas importantes ya que la despedida del ser querido no puede realizarse como venía siendo habitual, afrontando el duelo de la muerte sin derecho a una digna despedida.

Coronavirus. Situación familiar, sentimientos y emociones El 95,5% opina que el Coronavirus tiene un nivel de gravedad alto (23,7%) o muy alto (71,8%), siendo el no ver a sus familias lo que más está preocupando (70,4%), seguido de la preocupación por la salud familiar (48,7%), la economía familiar (44,6%), el propio trabajo (44,4%), la propia salud (40,1%), los estudios de sus hijos (35,9%), el trabajo de sus hijos (25,4%), y los propios estudios (12,9%).

Todas estas circunstancias están generando unos estados emocionales difíciles de gestionar. La población castellanomanchega ha sentido, en estas semanas, muchas o bastantes veces, incertidumbre (70,4%), empatía (68,7%), enfado (57,7%), tristeza (53,4%), y frustración (51,0%).

Compaginar teletrabajo, tareas domésticas y atención a las tareas escolares de sus hijos está produciendo mayor grado de ansiedad e irritabilidad entre las mujeres encuestadas. A su vez, es necesario tener en cuenta a aquellas personas que se sienten más tranquilas, felices, y alegres en esta nueva situación que les ha permitido desconectar del ritmo frenético de vida en el que estamos inmersos.

Actividades realizadas durante el confinamiento. El 79,8% declara haber salido de casa, mayoritariamente para ir a comprar o ir a trabajar (96,1% y 59,7% respectivamente). Los castellanomanchegos sí estamos cumpliendo las medidas de confinamiento y contención ya que durante el confinamiento oficial decretado por el Gobierno se han acatado las restricciones impuestas para no salir de casa a excepción de las situaciones permitidas, y a excepción de un 6,5% que no ha cumplido dichas restricciones ya que declara haber salido sin tener ninguna necesidad imperante. Mientras están confinados, se comunican con la familia, consultan la información o prensa online, o limpian la casa más que antes de esta situación de estado de alarma.

Opinión sobre medidas adoptadas El 86,9% manifiesta estar informado de todo lo que está sucediendo desde el inicio del estado de alarma y confinamiento.

Todas las medidas por las que se ha preguntado son apoyadas por la población castellanomanchega siendo la relacionada con la nacionalización de empresas la menos respaldada. Entre las medidas más apoyadas destacan la creación de hospitales de campaña, apoyada por el 97,4% de la población; la suspensión total de la cuota de autónomos por el 89,7%; el cierre de todas las fronteras, por el 88,7%; la renta mínima para autónomos por el 87,2%; la suspensión del pago de hipotecas y alquileres (solo de la primera vivienda), por el 85,7%; y la restricción de visitas a familiares ingresados en hospitales, residencias y similares, por el 84,4%.

La población castellanomanchega considera indiscutiblemente, que la medida más adecuada ha sido el confinamiento, que si bien declaran ha llegado tarde es lo más acertado que el gobierno ha hecho. A su vez, consideran que el inicio de desescalada es demasiado precipitado, que abrir fases que añadan libertad de movimiento de forma rápida, sin comprobar primero su impacto en las cifras de contagios, sin realizar los test masivos y sin asegurar los equipos de protección individual, puede ser una medida que pase factura a medio plazo.

Significativo el malestar causado por la no previsión de medidas para que las personas enfermas en hospitales, a punto de morir, pudieran ser visitadas por sus familiares más cercanos, y el tema de los entierros limitados a tres personas, reclamando que, si bien en el inicio de la pandemia se entendía, a medida que ha ido pasando el tiempo se podía haber considerado los entierros, manteniendo la distancia social y protegiéndose la familia con equipos de protección individual.

Han dejado plasmada, además, su opinión en relación con la descoordinación entre el Gobierno central y el autonómico y, entre estos y las autoridades sanitarias, la descoordinación en temas de educación, la anteposición de la política a las personas, la desorganización en la comunicación y publicación legislativa de las medidas adoptadas, y las multas “injustas” que ha puesto la policía.

Con vistas al futuro inmediato consideran importante alargar el confinamiento hasta tener la certeza de mínimo contagio, y para ello, aplicar los test específicos que sean necesarios a la totalidad de la población. Establecer medidas económicas y sociales que no dejen a nadie de lado, y el desarrollo profesionalizado de protocolos para evitar posibles futuros desastres.

En cualquier caso, muchos consideran que tiene que pasar un tiempo para poder hacer una valoración objetiva y que todas las medidas adoptadas hasta este momento han sido adecuadas, aunque mejorables. Es importante aprender de los errores cometidos, seguir cumpliendo las medidas preventivas, estrictamente, y necesario generar conciencia social y sentido común.

Cambios social, educativo y sanitario Se aprecia cierto halo de positividad, como queriendo que suceda realmente un cambio de sociedad, a mejor. El 21,1% considera que esta situación nos hará cambiar bastante nuestras actitudes, y el 47,8% que la situación que estamos viviendo nos hará cambiar algo, aunque no sea mucho. Sin embargo, el 18,6% considera que seguiremos comportándonos exactamente igual y el 10,4% que, no cambiará nada, e iremos a peor.

Hay diferencias en el pensar y en el sentir castellanomanchego en cuanto a sistema educativo y sanitario se refiere. Siendo mucho más negativo el sentir hacia el sistema educativo, ya que el 18,5% de la población castellanomanchega considera que el sistema educativo de Castilla-La Mancha irá a peor y el 32,6% que seguirá igual. Tan sólo el 1,2% que cambiará mucho, a mejor.

En cuanto al sistema sanitario de Castilla-La Mancha, el 19,7% considera que cambiará bastante, el 49,2% que cambiará algo, pero no mucho, y el 21,0% que el sistema sanitario seguirá igual que hasta ahora. El 5,3% considera que cambiará mucho, a mejor, y el 4,9% que irá a peor.

Valoración de la gestión de los Gobiernos Si bien los tres gobiernos suspenden, la gestión de la pandemia por los gobiernos locales es la mejor valorada, con una valoración media de 4,99, rozando el aprobado. Los gobiernos locales son más próximos al entorno en el que viven las personas y los que mejor identifican sus necesidades más inmediatas posibilitando que, siguiendo las normas establecidas por el gobierno central, las adapten más fácil y rápidamente.

La situación es difícil, nueva, repentina, y por lo tanto difícil de gestionar. En cualquier caso, los suspensos son no son muy drásticos, están cerca del 4, un 3,68 para el gobierno central y un 3,51 para el gobierno regional, de media.

Equipo decanal del Colegio Oficial de Ciencias Políticas y Sociología de Castilla-La Mancha

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar


+

0 comentarios