www.albacetediario.es
El parque Abelardo Sánchez de Albacete ya luce el que fuera el portón de acceso al antiguo Giner de los Ríos
Ampliar

El parque Abelardo Sánchez de Albacete ya luce el que fuera el portón de acceso al antiguo Giner de los Ríos

Santiago Cabañero ha destacado la colaboración entre las instituciones y el compromiso de la Diputación de Albacete por seguir conservando nuestro patrimonio

viernes 03 de enero de 2020, 14:00h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El alcalde de Albacete, Vicente Casañ, ha visitado este viernes el parque de Abelardo Sánchez para comprobar el resultado final de la instalación de la puerta de forja del antiguo colegio Giner de los Ríos, recientemente restaurada y recolocada en una de las entradas del parque, en concreto en la intersección del Paseo Pedro Simón Abril y la calle Arquitecto Vandelvira.

Casañ ha destacado que “ha sido una gran idea aprovechar este cerramiento colocándolo en un lugar visible y de mucho tránsito de los vecinos”, concretamente en el acceso al Parque de Abelardo Sánchez desde la calle Arquitecto Vandelvira que en breve va a ser remodelada.

Asimismo, ha subrayado el valor simbólico de recolocar esta puerta en un lugar tan emblemático como el Parque de Abelardo Sánchez, “es nuestro particular de Reyes a la ciudadanía”, ha precisado Casañ, que ha recordado el empeño del Equipo de Gobierno que dirige de dar el valor que tiene al patrimonio de la ciudad, “no podíamos consentir que se siguieran cometiendo los desmanes de otros tiempos”. “Tenemos que mirar hacia atrás para saber de dónde venimos y poder saber adónde vamos”, ha recalcado Casañ, recalcando su propósito de proteger los bienes muebles e inmuebles con valor de la ciudad.

En esta visita, Casañ ha estado acompañado por el presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero, y responsables de Patrimonio de ambas instituciones, así como diputados y concejales, entre otros, Amparo Torres, María José López, Arturo Gotor y Julián Ramón. También la directora del Museo de Albacete, Rubí Sanz; Luis Guillermo García Sauco, del Instituto de Estudios Albacetenses; el presidente de la Asociación Patrimonio Albacetense, Juan García, y el presidente de la Federación de Asociaciones de Vecinos, José Reina.

Casañ ha agradecido la sensibilidad del presidente de la Diputación de Albacete pues desde el primer instante en el que el alcalde le planteó la cesión de este elemento de valor artístico se mostró dispuesto a que este cerramiento artístico volviese a lucir en un lugar privilegiado de la ciudad. Fue en octubre cuando ambas instituciones formalizaron la cesión de uso y, de común acuerdo con expertos en Patrimonio, acordaron la mejor ubicación.

Santiago Cabañero ha destacado la colaboración entre las instituciones y el compromiso de la Diputación de Albacete por seguir conservando nuestro patrimonio.

Por su parte, Santiago Cabañero ha destacado la colaboración entre las instituciones y el compromiso de la Diputación de Albacete por seguir conservando nuestro patrimonio. Cabañero ha subrayado no solo el valor histórico de bienes como esta puerta, sino además su valor sentimental. Asimismo, agradeció a todos aquellos que han participado en su restauración, la elección de su ubicación y, sobre todo, al artista que la elaboró.

Esta puerta de gran valor simbólico y sentimental para la ciudad fue retirada el verano pasado de su ubicación original, el antiguo colegio Giner de los Ríos, edificio demolido para la construcción de la Ciudad de la Justicia. La Diputación de Albacete la custodió, hasta que en octubre se acordó su cesión al Ayuntamiento de Albacete.

Casañ ha tenido palabras de reconocimiento para José García Rubio, conocido como Montero, maestro de forja y cerrajero artesano que participó junto a su suegro en la elaboración de estas puertas y que también ha estado presente en este sencillo acto. El artista cerrajero se mostró muy satisfecho del resultado de colocación de esta puerta cuyo “carné de identidad es el escudo de Albacete que la preside”, ha dicho.

La puerta, construida en 1964, es una obra de forja rematada con el escudo de Albacete. Se realizó en su momento para ser colocada en las antiguas dependencias del instituto benéfico Virgen de la Milagrosa —de hecho en su origen figuraba en la puerta la leyenda “Internado Benéfico Provincial”—, luego reconvertidas en sede del colegio Giner de los Ríos.

El conjunto artístico del cerramiento, formado por una puerta central de dos hojas y dos puertas más pequeñas a ambos lados, fue elaborado con arranques de volutas, realizados a mano en los talleres de José María Montero Cuartero, ubicados en la calle Baños y hoy ya desaparecidos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar


+

0 comentarios