www.albacetediario.es
El Gobierno regional prepara una batería de medidas para la reactivación del turismo tras el COVID-19 dotada con más de 7,2 millones de euros
Ampliar

El Gobierno regional prepara una batería de medidas para la reactivación del turismo tras el COVID-19 dotada con más de 7,2 millones de euros

miércoles 22 de abril de 2020, 17:00h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a poner el foco en el impulso a la reactivación del sector turístico dentro del Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación de la región tras el COVID-19 y prepara una batería de medidas orientadas de manera directa al apoyo a la actividad turística, que se verá complementada por las acciones transversales dirigidas al impulso al empleo y al apoyo a las pymes y autónomos de la región. Esta batería de medidas, alrededor de una quincena, está dotada con más de 7,2 millones de euros y prevé que prácticamente la mitad de esa inversión recaiga en el actual ejercicio presupuestario, en busca de la mejora de la competitividad y la modernización del sector turístico a través del aprovechamiento al máximo de las nuevas tecnologías, como canal de promoción, herramienta para la formación del sector y el análisis detallado de la actividad para maximizar el aprovechamiento de los recursos públicos.

El presidente regional, Emiliano García-Page, ha mantenido una reunión en la mañana de hoy con representantes del sector turístico en la región, un encuentro en el que ha estado acompañado por la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; y por el consejero de Sanidad, Jesús Fernández. Durante el encuentro, el presidente autonómico ha trasladado el apoyo del Ejecutivo castellano-manchego al sector turístico, al que ha agradecido su disposición para abordar juntos la recuperación de una actividad “que se ha visto especialmente afectada por los cierres decretados por el estado de alarma y que constituye un sector estratégico para nuestra economía”, tal y como ha reconocido la consejera de Economía, Empresas y Empleo.

Patricia Franco ha avanzado un paquete de medidas específicas para el sector que se incluyen dentro de la estrategia para la recuperación económica de Castilla-La Mancha, dotado con más de 220 millones de euros. Estas medidas dirigidas de manera directa a la revitalización del turismo contemplan más de 7,2 millones de euros, “de los cuales prácticamente la mitad, más de 3,3 millones de euros, recaen de manera directa en el presupuesto de este año”, ha detallado la consejera, que ha incidido en que las medidas de impulso para la recuperación económica “se enmarcan en la realidad económica de la región”, aunque, ha dicho, el Ejecutivo autonómico está “muy pendiente de las decisiones del Gobierno nacional y de Europa para tener más capacidad de gasto en este sentido”.

Las medidas que diseña el Gobierno de Castilla-La Mancha para favorecer la reactivación del sector turístico, y que se redibujarán en función de los tiempos de apertura que se vayan marcando para la actividad, están orientadas a una mejora de la competitividad del sector a través de la modernización y las nuevas tecnologías, que suponen también la base de una potente estrategia de promoción que se hará no solo de manera particular, sino en coordinación con otras autonomías, y que buscará la potenciación del consumo interno, apoyando de manera significativa los viajes de asociaciones, colectivos y centros educativos para conocer la región. Además, ese binomio entre el turismo y las nuevas tecnologías tendrá reflejo en una nueva web que diferenciará sus espacios en función del usuario que la visita, y se hará aún más estrecha esa colaboración con el uso de las herramientas del Big Data para aumentar la capacidad de análisis sobre los visitantes de la región y maximizar así la efectividad de los recursos públicos.

“Entre la batería de medidas está una línea específica de apoyo a la mejora en la competitividad y a las iniciativas de emprendimiento que quieran aportar su materia gris a la innovación turística”, ha detallado la consejera, que ha añadido también el compromiso del Ejecutivo autonómico de impulsar la modernización y mejora de la competitividad de las empresas turísticas en Castilla-La Mancha. “Tal y como adelantó el presidente Page el pasado domingo, vamos a potenciar el autoconsumo del turismo en la región, tanto con el programa social como con el apoyo a colectivos y centros educativos para que conozcan nuestra comunidad autónoma, a través del refuerzo de iniciativas como Conoce Castilla-La Mancha”, ha avanzado Patricia Franco.

Otro aspecto fundamental, que entronca con las demandas del sector, será la promoción turística de la región. “Vamos a hacer una potente campaña a nivel nacional y mucha promoción ‘online’ a través de canales digitales y de las redes sociales, que pueden ser un gran aliado en este sentido”, ha explicado la consejera, que ha anunciado también la puesta en marcha de una nueva página web turística de la región que diferenciará el contenido para el visitante que se acerque a ella. “Tendrá contenido de inspiración para aquellos que busquen una alternativa para su ocio y sus viajes, una parte mucho más profesional dedicada al sector y una tercera con información para aquellos que ya hayan decidido visitarnos y puedan encontrar ahí toda la información útil para su viaje”.

Esa campaña de promoción digital y a través de las redes sociales se abordará de manera conjunta con otras regiones una estrategia coordinada para el impulso del turismo; y se pondrán en marcha desde la región acciones para la atracción del turismo internacional, “a través de proyectos colaborativos que permitan dar una nueva dimensión a la llegada de viajeros internacionales”, orientada a los mercados de origen más cercanos, como Portugal, Francia, Alemania o el Reino Unido, incluso a través de recursos propios para adelantar el impulso del turismo internacional a la normalidad en el tránsito de personas. También se apoyará el turismo de congresos en la medida en la que se vaya articulando la desescalada.

Las nuevas tecnologías también servirán como trampolín para potenciar la formación ‘online’ y la profesionalización del sector, no sólo en materia de digitalización de los recursos turísticos sino también en idiomas, marketing y la búsqueda de nuevas fórmulas de comercialización; y la colaboración con la Consejería de Hacienda y la Dirección General de Administración Digital se hará todavía más estrecha para la utilización de los recursos del Big Data para analizar quiénes son los viajeros que visitan Castilla-La Mancha y cuáles son sus preferencias. “Tenemos que ser mucho más efectivos en el uso de recursos públicos y esta tecnología nos va a ayudar, además de ser una herramienta útil para descubrir nuevos nichos de mercado”, ha remarcado Patricia Franco. Las medidas se completan con un plan de choque para destinos maduros que buscará la innovación y la dinamización de estos destinos; la promoción de las Rutas del Vino o de la Red de Hospederías de la región; poner en marcha la figura de ‘Municipio Turístico’ que distinga las singularidades de nuestros pueblos y entornos rurales; y reorientar la actividad de la Oficina de Turismo de Castilla-La Mancha en Madrid, como embajador y escaparate para la atracción de colectivos de fuera de nuestra región.

Se trata de una batería de medidas a las que se pueden sumar las peticiones que se trasladen desde el sector. “Nos hemos comprometido con el sector a defender sus planteamientos en el grupo de trabajo que se va a componer con el Gobierno central y las autonomías, para que en la desescalada se tengan en cuenta sus sensibilidades”, ha remarcado Patricia Franco, que ha reconocido el impacto del COVID-19 en el turismo. “Es un sector estratégico en la región y supone el 7,4 por ciento de nuestro PIB”, ha dicho la consejera, que ha recordado que después de los años 2012 y 2013, “donde se tocó suelo y se bajó por primera vez de los 4 millones de pernoctaciones”, el sector, apoyado por la estrategia del Gobierno regional, se había instalado en una tendencia ascendente que había llevado al empleo en el turismo a encadenar 76 meses consecutivos de crecimiento que en el mes de febrero fue del 5,8 por ciento, y habiendo generado 1 de cada 4 empleos en el sector en los últimos cuatro años, hasta alcanzar los 50.000 empleos. “Ese crecimiento se ha visto truncado en marzo y el empleo en el turismo ha caído como consecuencia del COVID-19 en un 12,8 por ciento, y vamos a poner todo nuestro esfuerzo para tratar de recuperar cuanto antes el crecimiento”, ha finalizado.

223 hoteles y viviendas de uso turístico al servicio de la sociedad

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha agradecido al sector turístico su disposición y colaboración para buscar una salida consensuada hacia la recuperación y el esfuerzo para poner a disposición de la sociedad los recursos de hospedaje para todas aquellas personas que conforman las actividades esenciales que siguen en marcha durante el estado de alarma y para el personal sanitario. “Nos pusimos en contacto con el sector, a petición del Gobierno nacional, para identificar aquellos establecimientos hoteleros que quisieran permanecer abiertos para prestar un servicio a la ciudadanía, y aunque en principio ese listado se limitó a 20 establecimientos en la región por parte del Ejecutivo central, su disposición a que se ampliaran estos alojamientos y la generosidad del sector de anteponer la necesidad de la sociedad a las dificultades existentes ha hecho que en Castilla-La Mancha hay en la actualidad 223 hoteles y viviendas de uso turístico que se han puesto a disposición de la sociedad”, ha valorado la consejera.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar


+

0 comentarios