www.albacetediario.es
Los nuevos equipos de mantenimiento de las zonas verdes de Albacete, harán menos ruido y emitirán menos CO2
Ampliar

Los nuevos equipos de mantenimiento de las zonas verdes de Albacete, harán menos ruido y emitirán menos CO2

lunes 29 de julio de 2019, 17:11h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

El alcalde de Albacete, Vicente Casañ, ha recalcado que Albacete camina para convertirse en una ciudad “más limpia y menos ruidosa” con la mejora tecnológica que ha incorporado el servicio de mantenimiento de zonas verdes y espacios naturales, que ha renovado su equipamiento, incorporando vehículos y maquinaria eléctrica y de gas, lo que supone una disminución notable de las emisiones de gases a la atmósfera.

La menor emisión de CO2 es esencial para el Ayuntamiento de Albacete, que así contribuye a la lucha contra el cambio climático, destacó Casañ, quien subrayó que a lo largo de los próximos cuatro años con esta nueva maquinaria se evitará la emisión de más de 250 toneladas de CO2, cantidad que equivale a la absorción de carbono que haría un bosque de más de 60 hectáreas durante un año. Se incorporan 14 vehículos de propulsión eléctrica y 19 que utilizan como combustible el gas. Los eléctricos no realizan emisiones nocivas y el nivel sonoro se reduce un 37% respecto a los de diésel.

Junto a los responsables de OHL Servicios Ingesan, la concesionaria de este servicio, y miembros de la corporación municipal, el alcalde participó de la presentación de parte del nuevo equipamiento en el Parque Lineal. Casañ manifestó, no obstante, que tan importante, o más, que la maquinaria es el equipo humano con el que se cuenta para mejorar las zonas verdes y agradeció su trabajo a “esos 130 trabajadores que hacen posible el mejor estado de esa ciudad verde por la que apostamos”. El aumento de la plantilla es una de las mejoras a las que se comprometió OHL.

Recordó el mandatario municipal que la ciudad tiene 300 hectáreas (en torno a 3 millones de metros cuadrados) de zonas verdes y espacios naturales, entre los parques urbanos, los periurbanos -como La Pulgosa o el Encinar- y las áreas recreativas en torno al Júcar.

Entre otra maquinaria, el servicio de mantenimiento de zonas verdes dispone de tres camiones de 12 toneladas y otros dos de 10 toneladas, que se utilizan para el riego con cisternas (8.000 litros de capacidad); recogida de restos vegetales y labores de plantación, entre otras tareas. Para el transporte del personal y los materiales, hay seis camiones más pequeños que son más versátiles y además se cuenta con dos turismos, tres furgonetas, dos todoterrenos y seis vehículos auxiliares, para que los operarios se desplacen de un lugar a otro y dos vehículos para los inspectores del servicio.

Para los trabajos de arboricultura, se dispone de tres plataformas elevadoras y trituradoras, que incorporan la mecanización de la recogida de los restos de poda. Para la poda de árboles se dispone de motosierras eléctricas, igual que las sopladoras y aspiradoras para la recogida de hoja son también eléctricas.

El desbroce en las áreas naturales se hace con dos tractores autopropulsados y numerosas desbrozadoras eléctricas y de gasolina y para la siega, que tiene mucha importancia en la ciudad, se cuenta con amplia gama de segadoras. Destacan las máquinas recicladoras que permiten abonar en verde las praderas de césped al mismo tiempo que siegan.

Por otro lado, la concesionaria ha empezado a ejecutar algunas de las mejoras a las que se comprometió. De gran importancia es la modernización del sistema de riego, donde han empezado a hacerse los trabajos de campo para definir los equipos a instalar. Ocurre que casi el 90% de las zonas verdes de Albacete tienen un sistema de riego manual, con los problemas que esto ocasiona en cuanto al consumo de agua. Por eso se implantará un sistema de telegestión que reducirá en más de un 25% el consumo de agua.

Al respecto, el alcalde aclaró que fruto del nuevo contrato en algunas zonas muy concretas de la ciudad, como la avenida de España, se ha decidido sustituir el césped natural por artificial, dado que la zona de césped es muy estrecha y se producían encharcamientos por la inclinación del terreno y el riego, circunstancia que “además de un despilfarro de agua, daba lugar a accidentes sobre todo de los ciclistas que por allí circulaban”. De igual manera, al ser una zona muy estrecha y con árboles, implementar otros sistemas de riego en este lugar podría haber afectado a los propios árboles, con el riesgo de seguridad que ello comporta.

Además de la revisión del sistema de riego se llevarán a cabo otras mejoras. En agosto iniciará el relleno de los alcorques con pavimentos drenantes y en septiembre sustituirán las superficies de absorción de impacto de las zonas de juego infantiles que sean de gravilla o arena por otras de caucho, atendiendo así a una recurrente petición vecinal.

Paralelamente, han empezado a estudiar cómo instalar farolas solares en La Pulgosa, los Pinares del Júcar, el camino del Canal de Maria Cristina y el Encinar. La intención es que puedan empezar a instalarse en el mes de octubre. Por último, recalcar que se van a iniciar los estudios de detalle de los recintos caninos para, en coordinación con los técnicos municipales, definir las actuaciones a realizar para su mejora.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar


+

0 comentarios