www.albacetediario.es
El Obispo de Albacete: 'He aceptado con gozo la designación del Papa para pastorear esta querida Diócesis'
Ampliar

El Obispo de Albacete: "He aceptado con gozo la designación del Papa para pastorear esta querida Diócesis"

domingo 18 de noviembre de 2018, 19:57h

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar

D. Ángel Fernández Collado es el sexto Obispo de Albacete. Toledano y con gran amor a la Iglesia, ha tomado posesión de la Diócesis de Albacete como Obispo y pastor. Viene acompañado de su madre que vivirá con él. Hemos querido conocerle algo más y recoger sus primeras palabras como Obispo de Albacete.

El papa Francisco le ha nombrado nuevo Obispo de Albacete. ¿Qué sensaciones tiene?

Junto a la gran responsabilidad que sobreviene sobre mi persona, consciente de mis muchas limitaciones humanas, experimento una gran alegría interior que inunda mi corazón al darme cuenta, una vez más, del amor especial con que Dios y la Virgen María enriquecen mi vida para más y mejor servicio a la Iglesia. Me siento hijo de Dios, un hijo “mimado” y llamado a entregarme a su voluntad y a ser un cauce limpio y sencillo por el que su amor misericordioso llegue a las vidas de muchas personas. Por ello, he aceptado, con prontitud, con gozo en el corazón y cierto temor humano, la vocación o llamada divina, mediante la designación del papa Francisco, para cuidar pastoralmente la querida Diócesis de Albacete.

¿Cuáles son los retos de esta nueva etapa?

Los retos de esta nueva etapa de mi vida sacerdotal son incorporarme al proyecto evangelizador de la Misión Diocesana y potenciar aspectos esenciales y necesarios en nuestra diócesis: pastoral de familia y vida, sacerdotes, diáconos, y seminaristas, vida consagrada y religiosa, niños y jóvenes, ancianos y enfermos, caridad y promoción humana..., anunciar a Jesucristo y su Evangelio a toda persona, en cualquier circunstancia o ámbitos de la vida humana.

Le hemos oído repetir varias veces que "viene a Albacete a querer a la gente"

Quiero hacer realidad esta actitud, para mi esencial y querida e imitada del mismo Dios, de amar a los demás, al prójimo, a la gente de la Diócesis y a todo el que pueda alcanzar mi palabra, mis escritos o mi vida.

Algunas preocupaciones suyas son la juventud, el Seminario, los curas...

Para un Obispo, pastor de un rebaño, todas las personas, parroquias, movimientos, sectores pastorales, instituciones, cofradías y hermandades..., son objeto de su preocupación y tarea episcopal. Cada una en su momento y con su importancia pero, algunas, ciertamente, son prioritarias como las que señala la pregunta.

Junto a usted vemos a su madre

Tengo muy presente la obligación que nos señala el cuarto mandamiento: amor y respeto a los padres. A mi padre lo perdimos muy pronto, siendo yo muy joven; a mi madre, Dios la mantiene físicamente a mi lado, como un entrañable y maravilloso regalo. Por supuesto que viene conmigo a Albacete, lo mismo que mi amigo y excelente sacerdote, José Miguel, como secretario particular. Que el Señor los conserve a mi lado durante mucho tiempo, si es su voluntad.

Días antes de su nombramiento, estuvo con el Papa al finalizar un encuentro de Obispos que cumplían cinco años de Ministerio Episcopal y de unos Ejercicios Espirituales. ¿Algún consejo del Santo Padre?

Fueron muchos los consejos del papa Francisco recibidos al escuchar sus palabras y percibir su entrega, amor y servicio a la Iglesia: la oración, larga en horas, contemplativa y profunda, juntamente con la predicación, son tareas prioritarias y esenciales del Obispo, después vendrán otras muchas: la cercanía y el cuidado de los sacerdotes “vuestros prójimos más próximos”; el amor profundo a la Madre Iglesia aunque en ella encontremos pecado, sufrimiento, cruz; el anuncio explícito de Jesucristo vivo, resucitado y redentor, así como su Evangelio; el cuidado “samaritano” a los más necesitados, corporal y espiritualmente; la llamada a todos a la santidad...; y muchas sensaciones de sintonía afectiva en la tarea a realizarla, y cómo realizarla ayudados por el Espíritu Santo. (D.A.)

En el programa “Albacete Directo” que presenta Domingo Martínez en la emisora Gestiona Radio Albacete, se emitieron sus primeras palabras como Obispo de la Diócesis de Albacete.

El ya responsable de la Diocesis de Albacete, declaraba estar "en paz", y reiteraba que todo ha sido "muy rápido", añadiendo que "ni he buscado, ni he pedido nada". Ha confesado el que hasta ahora ha sido obispo auxiliar de Toledo.

Tras mostrar su agradecimiento a la Diócesis de Toledo, donde se ha formado y trabajado pastoralmente "de forma entregada e incansable" en diferentes encomendados por los obispos, ha dicho que llega a Albacete para "servir y ayudar a conocer y a amar a Dios y a su Iglesia".

"Voy a querer mucho a todos aunque no haga otras cosas. Mi predilección, no única, pero sí preferencial, serán las familias cristianas, los sacerdotes y seminaritas, los prójimos más próximos, como hace unos días me lo indicaba personalmente el Papa Francisco", ha manifestado.

CURRICULUM

Fernández Collado nació en Los Cerralbos (Toledo) el 30 de mayo de 1952. Cursó estudios en el seminario menor y mayor de Toledo, diócesis en la que fue ordenado sacerdote el 10 de julio de 1977. Es doctor en Historia de la Iglesia por la Universidad Gregoriana de Roma. Está diplomado en Archivística por la Escuela Vaticana de Paleografía.

Francisco le nombró obispo auxiliar de Toledo el 28 de junio de 2013. Recibió la ordenación episcopal el 15 de septiembre del mismo año. Compagina su ministerio episcopal con las clases en el seminario conciliar San Ildefonso, donde es profesor de Historia de la Iglesia. Es canónigo capellán mozárabe y archivero-bibliotecario de la Santa Iglesia Catedral Primada; además de vicario general y moderador de curia de la archidiócesis de Toledo.

En la Conferencia Episcopal Española es miembro de las Comisiones Episcopales de Patrimonio Cultural y de Liturgia.

Gustos o aficiones de Don Ángel

  • Un libro: "Dios o nada" (Card. Robert Sarah).
  • Una película: "La Misión"; "Campeones" (J. Fesser).
  • Una canción: "No adoréis a nadie más que a Él"; "Nada te turbe".
  • Una comida: Sopa, filete, huevo frito y fruta.
  • Un postre: Mazapán "delicias"; miguelitos; helado.
  • Una ciudad: Toledo.
  • Una obra de arte: "El Expolio" (El Greco).
  • Período de la historia que le apasiona: Iglesia apostólica, moderna y contemporánea.
  • Una preocupación: Sacerdotes, vida consagrada y religiosa, familias, jóvenes, pobres.
  • Un sueño: Un Seminario Menor y Mayor en la Diócesis.
  • Playa o montaña: Las dos, moderadamente.
  • Aficiones: Bricolaje.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

google+

linkedin

Comentar

Imprimir

Enviar



Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Albacete Diario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.